Hoy quiero recomendarte algo especial se trata de la mascarilla de bicarbonato, en este artículo te mostraré sus beneficios, cómo hacerla y por supuesto cómo aplicarla, así que amiga mía si quieres conocer esta maravillosa mascarilla solo sigue leyendo.

Para qué sirve la mascarilla de bicarbonato: Beneficios

El bicarbonato es bastante empleado en el ámbito de la belleza, es muy conocido por sus propiedades astringentes, antioxidantes, limpiadoras y blanqueadoras. Mira a continuación cada una de las ventajas de aplicar una mascarilla de bicarbonato en la piel, el rostro y el cuero cabelludo.

  • Para el rostro:

Una mascarilla de bicarbonato actúa como un exfoliante natural, logrando efectos extraordinarios en la piel sobre todo en la del rostro.

La misma elimina las suciedades contraídas durante el día por la contaminación, una mala limpieza o por el exceso de maquillaje y grasas, también elimina la piel muerta causante de dar un aspecto de opacidad y descuido; dejándola mucho más limpia, suave y radiante.

  • Para el cabello:

Esta mascarilla conserva el cabello sedoso, suave y con mejor brillo. A su vez mantiene el cuero cabelludo limpio libre de células muertas e impurezas que ocasionan la caspa, irritación y comezón.

  • Para el acné:

La mascarilla de bicarbonato se recomienda sobre todo para la piel grasa, ya que reduce en gran medida la cantidad de sebo innecesario de la piel y es así como logra eliminar el acné, las espinillas, barros y los puntos negros; lo mejor del caso es que ayuda a eliminar también las cicatrices causadas por este tipo de afecciones, lo que quiere decir que podrás lucir la piel de tu rostro totalmente tersa.

  • Para aclarar las manchas:

Es una maravillosa alternativa para combatir las manchas oscuras del envejecimiento o causadas por el sol; en este caso si debes ser un poco más constante y paciente, pero los resultados son seguros, gracias a la propiedades presentes en el bicarbonato.

  • Para las arrugas:

Como ya mencioné anteriormente el bicarbonato posee antioxidantes que logran reducir en gran medida ciertos signos del envejecimiento entre ellos la presencia de arrugas, si deseas dejar este problema atrás te invito a que pruebes con esta mascarilla notarás cambios importantes en muy poco tiempo, además mantiene la piel suave, luminosa y mucho más elástica.

Cómo hacer la mascarilla de bicarbonato casera

La preparación de la mascarilla de bicarbonato es muy fácil, solo añade una pequeña porción de agua a una o dos cucharadas de bicarbonato de sodio, mezcla hasta obtener una crema espesa y aplica.

También tienes otras opciones bastantes efectivas. Te las comparto a continuación.

  • Bicarbonato y limón:

Elaborada especialmente para combatir las manchas oscuras de la piel, brinda a su vez suavidad y limpieza profunda.

1. Combina una cucharada de bicarbonato y dos cucharadas de jugo de limón.

2. Mezcla hasta obtener una pasta semi espesa.

3. Deja reposar por 3 minutos y aplica en la piel limpia.

4. Deja actuar por 20 minutos y enjuaga con abundante agua.

Evita entrar en contacto con el sol durante uses la mascarilla para evitar manchar tu piel. Te recomiendo lo hagas de noche.

  • Bicarbonato y aceite de coco:

Brinda hidratación profunda tanto a la piel como el cuero cabelludo, aportándole suavidad, brillo y una apariencia más saludable.

1. En un recipiente añade una cucharada de bicarbonato de sodio y una y media de aceite de coco derretido.

2. Mezcla hasta que se incorporen totalmente y adquieras una crema homogénea.

3. Una vez lista aplica sobre la piel o cuero cabelludo limpio, deja estar por 25 minutos y finalmente enjuaga.

  • Bicarbonato y leche:

Mantiene la piel mucho más joven, tersa y en el caso del cabello le aporta sedosidad, brillo y suavidad. Si lo que buscas es hidratar profundamente esta es una maravillosa alternativa.

1. Añade a 1/4 de leche dos cucharadas de bicarbonato, si el resultado es muy líquido añade un poco más de bicarbonato hasta que logres una mezcla semi espesa.

2. Una vez lista aplica en la piel, rostro o cabello limpios. Deja estar por media hora.

3. Por último enjuaga con abundante agua.

  • Bicarbonato y miel:

Aporta suavidad e hidratación, además elimina todo tipo de impurezas, células muertas y grasa en exceso. Es ideal para combatir imperfecciones y manchas de la piel.

1. Combina cantidad iguales de ambos ingredientes, por cada cucharada de bicarbonato añade una de miel.

2. Mezcla hasta que se incorporen y obtengas una crema homogénea.

3.Aplica en la zona que deseas tratar y deja actuar por 25 minutos.

4. Retira la mascarilla con agua y jabón neutro, en el caso del cabello con shampoo de tu preferencia.

  • Bicarbonato y agua oxigenada:

Es la mascarilla ideal para eliminar toxinas e impurezas que dañan la piel y provocan opacidad y resequedad.

1. Añade en un mismo recipiente una cucharada de bicarbonato y dos de agua oxigenada.

2. Remueve hasta obtener una pasta semi espesa.

3. Aplica en la piel limpia y deja estar por 20 minutos.

4. Pasado el tiempo recomendado retira con abundante agua

Cómo usar la mascarilla de bicarbonato:

Como pudiste observar la aplicación de la mascarilla de bicarbonato es un proceso sencillo y bastante rápido.

Solo debes lavar tu rostro y piel y en el caso del cabello humedecerlo un poco, aplicar la mascarilla por medio de masajes suaves y esperar el tiempo recomendado.

Al momento de retirar la mascarilla procura hacerlo muy bien para no dejar rastros, ya que puede provocar irritación y crear una capa de impurezas que afectan la piel.

En el caso de la mascarilla que lleva limón es preferiblemente llevarla a cabo de noche, así evitas manchar la piel en caso tal entre en contacto con el sol.