Estos ingredientes simples se pueden usar para hacer remedios caseros naturales que abordan cualquier cosa, dolor de garganta e insomnio hasta picazón y diarrea en la piel.

Miel – La miel tiene poderosas propiedades anti-bacterianas. Puedes beberlo con agua caliente, limón y jengibre para aliviar el dolor de garganta, o puedes comerlo solo para ayudar a suprimir la tos.

Ajo y jengibre – el ajo tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antibacterianas naturales. Hervir el ajo picado y el jengibre para infundir y luego beber el líquido cuando esté fresco. ¡Esto puede ayudar a curar la fiebre!

Ajo – El ajo es uno de los mejores antisépticos de la naturaleza. Para ayudar a curar el dolor de garganta, haga gárgaras con una infusión de seis dientes de ajo prensados en agua tibia dos veces al día.

Menta y cilantro – hervir estas hojas y beber la mezcla tres o cuatro veces al día ayuda a curar la fiebre, ya que la menta tiene propiedades refrescantes naturales y el cilantro contiene fito-nutrientes que estimulan el sistema inmunológico.

Aloe vera – calma las quemaduras y las quemaduras solares con el interior de gelatina de las hojas de esta planta, que actúa como un anti-inflamatorio.

Aceite de coco – el aceite de coco es un excelente humectante para la piel y también aporta beneficios a su higiene bucal. La extracción de aceite, que consiste en agitar el aceite de coco alrededor de la boca durante 10 a 15 minutos, ayuda a blanquear los dientes y prevenir el mal aliento.

Almendras – estas nueces contienen una gran cantidad de calcio y se deben comer junto con otros alimentos ricos en calcio (incluidos los lácteos, las verduras de hoja verde y las sardinas) para ayudar a aliviar los cambios de humor causados por el síndrome premenstrual.

Limón – ¿Mal aliento? Hacer gárgaras con una taza pequeña de jugo de limón ayuda a matar las bacterias orales responsables de los olores. Luego, coma un poco de yogur natural, ya que contiene probióticos que compiten con y reemplazan a las bacterias que causan el mal olor.

Sal marina – la mezcla de sal marina con aceites de masaje crea un exfoliante natural que se puede usar para tratar la piel seca. Sin embargo, es mejor evitar las áreas más sensibles de tu cuerpo, como la cara.

Yogur natural – el yogur es un probiótico natural que funciona para equilibrar las bacterias buenas y dañinas de los intestinos. Si tiene diarrea, ¡coma esto dos o tres veces al día!

Semillas de fenogreco – agregar una cucharadita de fenogreco y otra de comino al yogur también ayuda a curar la diarrea rápidamente.

Vinagre blanco – ¿Pies malolientes? ¡Bañarlos en una mezcla de una parte de este vinagre con dos partes de agua ayuda a eliminar las bacterias responsables del olor de los pies!

Yema de huevo – créanlo o no, la yema de huevo es un ingrediente clave en una cura tradicional rusa / ucraniana para los resfriados. Mezclarlo en leche tibia con una cucharadita de miel crea una mezcla que calma los dolores de garganta y promueve la somnolencia.

Leche – beber un vaso de leche tibia ayuda a relajar y refrescar la mente, ayudando a dormir bien por la noche. Agregar canela a esto también puede ayudar a disminuir su presión arterial.

Aceite de oliva – la aplicación de aceite de oliva en los labios y las manos agrietadas ayuda a hidratar, calmar y reparar. También ayuda a fortalecer tus uñas.

Ciruelas pasas – la fibra insoluble en las ciruelas pasas es clave para curar el estreñimiento y también contienen dos laxantes naturales: sorbitol y dihidrofenilisatina.

Nabos – los nabos no solo están llenos de vitamina C, sino que también actúan como expectorantes, lo que significa que pueden ayudar a detener la tos y aflojar el moco. En Irán, se come un plato de puré de nabo para curar los resfriados.

Vinagre de manzana – si tienes dolor de garganta, el vinagre de sidra ácido de manzana funciona como una gran gárgara antimicrobiano. ¡Mezcle una o dos cucharadas en una taza de agua tibia y sienta que hace su magia!

Manzanas – comer manzanas rojas aparentemente puede ayudar con la acidez estomacal, ya que contienen pectina que ayuda a absorber el ácido del estómago. Las manzanas verdes se deben evitar, ya que son más ácidas.

Avena – ¡la avena tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ser la solución a todos tus problemas de eccema! Haga una pasta mezclando 1/4 taza del grano con agua y aplicando sobre la piel durante 10 minutos.

Cúrcuma – la cúrcuma es otra de las sustancias súper antiinflamatorias de la naturaleza que ayudan a estimular el sistema inmunológico. Mezclar media cucharadita en una taza de leche tibia y beberla dos veces al día curará la fiebre.

Azúcar – lo has intentado todo: beber agua hacia atrás, pararte sobre tu cabeza, recibir un golpe, pero nada puede curar el hipo, ¿verdad? ¡Incorrecto! ¡Aparentemente sostener una cucharadita de azúcar debajo de tu lengua es el truco!